25abril
Volver

BUENAS NOTICIAS PARA ROSAMONTE

Rosamonte es la primera yerbatera de la región en conseguir el certificado en Buenas Prácticas de Manufacturas por su secadero. Esta aprobación es impulsada por el Instituto Nacional de la Yerba Mate en conjunto con IRAM. En Media Holding vemos con orgullo este reconocimiento.

Desde el año 2015 el INYM y el Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM), impulsan el Programa de Buenas Prácticas de Manufactura para Secaderos de toda la zona productora de yerba mate. El proceso dura un año aproximadamente e incluye jornadas de diagnóstico, capacitaciones brindadas por técnicos de IRAM y auditorias de seguimiento y certificación.

Con el objetivo de mejorar los procesos de elaboración que se adecúen a las exigencias del mercado, Rosamonte fue la primera yerbatera en obtener la certificación. José María Zanek, ingeniero industrial de la firma apostoleña, explicó que fueron certificados los puntos 1 y 3 de las Normas IRAM 20550: “El primero abarca el cumplimiento de requisitos generales y el segundo hace referencia a la elaboración primaria, en este caso el secado y el canchado de yerba mate”.

Rosamonte se caracteriza por los altos estándares de calidad en sus productos y Zanek lo destaca: “La decisión de aportar mayor calidad viene de antes y contar con las Normas IRAM es un plus, una validación del trabajo”.

Además, el ingeniero Zanek explica que hay una creciente noción sobre la yerba mate como un alimento, y por eso la certificación en BPM cobra mayor importancia. “Cuanto más seguridad brindemos al consumidor, mejor. Las Buenas aseguran que el producto se obtiene con inocuidad, en condiciones y prácticas que preservan su calidad”, dijo.

Desde el momento en que se toma la decisión, hasta obtener el certificado, el proceso puede ser largo: “A nosotros nos tomó aproximadamente 9 meses de trabajo desde el momento de la decisión de encarar este proyecto hasta la última auditoría”, dijo Zanek. Para la validación se tiene en cuenta la limpieza en todo el predio, el cuidado del producto, y capacitaciones con el personal para lograr ese resultado esperado.